Inicio Nacionales Marcha por Micaela García: «No queremos acostumbrarnos, por eso estamos juntas»

Marcha por Micaela García: «No queremos acostumbrarnos, por eso estamos juntas»

Las manifestaciones en todo el país fueron convocadas por las redes sociales luego de que Micaela García, de 21 años, fuera encontrada sin vida en Gualeguay, Entre Ríos.

Organizaciones de mujeres lideraron las marchas en distintas plazas del país en reclamo de justicia por el femicidio de Micaela García, una estudiante de 21 años del profesorado de educación física, cuyo cuerpo apareció en un pastizal de Gualeguay, Entre Ríos. Las marchas tuvieron como consignas «NiUnaMenos», «Vivas nos queremos» y «Estado Responsable».

Wagner, el principal sospechoso, estaba en libertad condicional a pesar que el servicio penitenciario de Entre Ríos había emitido un informe negativo y desaconsejado su liberación.

El juez Carlos Rossi, quien determinó la libertad de Wagner, es cuestionado por esta decisión y en las marchas de todo el país hubo consenso en pedir su destitución.

En la Ciudad de Buenos Aires:

En el Obelisco, bajo una intensa lluvia, Télam recabó algunos testimonios de la marcha.

Dana: “Venía siguiendo el caso y tenía toda la pinta que iba a terminar así. Hoy cuando me levanté, fue una angustia enorme. Me sensibilizan todos los casos de femicidio por ser mujer, por ser joven me sentí muy identificada. Ella era de la misma edad que yo, era estudiante como yo, militante (yo no milito en ningún partido pero soy militante de mi ideología) y esta persona (el acusado) ya había pasado por la justicia, o sea que el Estado tuvo muchas oportunidades para poder evitar esto. No fue un accidente”.

Emilia: “Me parece una cosa terrible el caso de que el violador haya quedado libre. Que esas chicas tengan que salir a la calle sabiendo que ese chabón está suelto. El juez también anda con total impunidad. A la hora de hablar todos los jueces y políticos son recontra progresistas y todos luchan, pero al momento de dejar un violador en cana, lo dejan suelto por la calle tranquilo”.

Lunei: “Estamos muy tristes, no queremos acostumbrarnos, por eso estamos juntas. Siempre estamos cuidándonos entre nosotras porque el sistema no nos cuida. Por suerte, a veces contando con compañeros varones que sí nos cuidan, nos quieren y se dan cuenta que están en una situación de de privilegio. Que intentan darse cuenta que hay cosas que no tienen que hacer, que no te pueden decir puta, una palabra que se usa muchísimo en esta sociedad. En la tv siempre culpan a la mujer por algo, por la ropa que usa o porque salió a la calle. Como si no se pudiera salir. Nos gusta ir a bailar, a disfrutar la vida. Tenemos que estar en la calle debatiendo, construyendo un mundo mejor”.

Patricia: “El tema está instalado, desgraciadamente. Hay mucha indignación porque estamos muy desprotegidas. Las leyes no alcanzan: esto es cultural. Hay que empezar a trabajar desde la educación”.

Luna Mora Palmada, secretaria de la mujer de la FUA: “Estuvimos ayer en la Plaza de Mayo acompañando a sus amigas de gimnasia aeróbica y compañeras de su organización. Tuvimos que movilizarnos para que actúen las fuerzas de seguridad; hay una responsabilidad del Estado en este tipo de casos porque en las primeras 24 horas a Mica la policía no la buscaba. Los peritos recomendaban no liberarlo (al principal sospechoso). Pedimos la destitución del juez y hacemos responsable a la Provincia”.

Vilma Ripoll, dirigente del MST, ex legisladora: “Que escuchen el reclamo de NiUnaMenos, la exigencias de ley de emergencia en violencia de género, educación sexual integral, presupuesto para centros de atención psicológica legal. El caso de Micaela tiene que ver con la violencia patriarcal, con la sociedad machista, la justicia que lo dejó libre, que no tiene una consideración con la víctima”.

Pablo: “Desde ya, a los hombres no nos causa lo mismo, pero no por eso dejamos de sentir la indignación que causa el femicidio, que es la última etapa de un montón de cosas que pasan todos los días. Lo que esta bueno es que se están viendo a muchas mujeres que se están organizando bien de abajo, solas. Siento mucha esperanza en cambiar esta cultura”.

En Gualeguay:

Más de diez mil personas marcharon en la ciudad entrerriana. Familiares y amigos de Micaela fueron acompañados por vecinos y militantes de organizaciones políticas y sociales que se trasladaron hasta Gualeguay desde distintas ciudades de Entre Ríos y Buenos Aires.

La marcha fue encabezada con pancartas con reclamos de justicia y partió a las 20 desde la puerta de la jefatura policial, se detuvo frente a los tribunales de la ciudad para colocar allí velas y carteles conmemorativos, y regresó a la sede de la policía entrerriana.

Una de las amigas de Micaela contó a Télam: “Ella era una persona que sabía lo que quería, con las convicciones firmes, y por ella vamos a conseguir justicia para que no haya más Micaelas y que esto no le vuelva a pasar a nadie”.

“Mica estaba llena de energía buena y la contagiaba a todos; ella iba a todas las marchas de #NiUnaMenos, tenía un corazón gigante para todas las luchas y quería cambiar el mundo”, añadió.

“Estamos conformes con el accionar de la Policía, pero repudiamos totalmente el accionar del juez Rossi que fue responsable de dejar libre a este sujeto; esto se podría haber evitado”, completó la amiga.

Una vecina de la familia García que acompañó la marcha dijo a Télam: “Lo que hizo este juez al soltar un violador es inconcebible; acaso no tiene mujeres en la familia? Deberían quitarle el cargo por irresponsable!”.

Carolina, otra de las amigas de Micaela, dijo: “Esto que pasó es una herida que se nos abrió a todos y que nos genera una enorme sensación de impunidad que se acrecienta cuando vemos que es uno de los responsables de aplicar la Ley y cuidarnos el que dejó suelta esta bestia”.

Melina, una vecina de Gualeguay, comentó a Télam: “Hoy quisimos venir a la marcha con toda la familia porque tenemos hijas mujeres y queremos que puedan salir de noche y volver bien sin que nos quedemos pendientes del teléfono para saber si pasó algo; no se puede vivir así”.

“Nadie quería este final para Micaela; acá lo que pasó es que no hubo justicia, porque sino este tipo tendría que haber estado adentro su celda y no atacando una chica inocente”, agregó.

Olga apuntó que “muchos de los que estamos en esta marcha somos papás y mamás, a mi me mataron un hijo de 17 años para robarle un teléfono y 20 pesos, y yo sé que aunque ahora la justicia vuelva a meter preso a este violador que no tendría que haber soltado nada le va a devolver su hija a esos papás”.

Santiago, compañero de militancia de Micaela: “Ella militaba todos los días para cambiar la realidad de los más humildes en la construcción de una patria diferente; este es un dolor muy profundo para todos sus compañeros pero su papá nos pidió que transformemos ese dolor en lucha y ese es un mensaje muy importante”.

“En homenaje a ella la semana que viene vamos a recordarla realizando jornadas solidarias en barrios de todo el país, porque ella era una compañera que militaba todas las injusticias”, añadió.

En Rosario:

En Rosario, cerca de las 17, cientos de ciudadanos autoconvocados junto a agrupaciones políticas y sociales, se reunieron en la plaza Montenegro de Rosario para repudiar el crimen de García y contra el juez Carlos Rossi, quien había liberado al sospechoso de matar a la joven.

Majo Gerez, integrante del Colectivo Ni Una Menos Rosario, dijo a Télam: “Es innegable que esta muerte nos pega más de cerca porque Micaela era de esa generación que lucha por ‘Ni una menos’ y hace que impacte de manera más fuerte”.

Sin embargo, “las respuestas colectivas siempre salen, sabemos que estamos en las calles, que seguimos luchando y exigiendo respuestas del Estado”.

En julio de 2016, el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, otorgó libertad condicional a Sebastián Wagner, principal sospechoso de la muerte de Micaela García, porque había cumplido dos tercios de la condena que cumplía por dos violaciones.

Anoche, fue detenido como principal sospechoso del crimen de Micaela, en la localidad bonaerense de Moreno, y esta mañana fue trasladado a Gualeguay para ser indagado el domingo.

En Bahía Blanca:

Los vecinos de Bahía Blanca se concentraron en el centro de la ciudad en repudio del femicidio de Micaela Garía.

El crimen volvió a recordar a los bahienses otro hecho similar ocurrido en mayo del año pasado, con la muerte de Micaela Ortega, una nena de 12 años que fue engañada a través del Facebook.

Por el crimen de la niña está detenido Jonathan Luna, de 26 años, y la causa ya fue elevada a juicio, que se estima se realizara antes de fin de año.

Tras la noticia del hallazgo del cuerpo de García en cercanías de Gualeguay, distintas agrupaciones y organizaciones feministas de la ciudad, como el movimiento Evita, entre otros, convocaron a realizar una concentración a las 20 frente a la plaza Rivadavia, en el centro de la ciudad.

Banderas y pancartas indicaban «El Estado es reponsable #Ni una Menos»; «Basta de femicidios» entre otros mensajes.

En La Pampa:

En la ciudad de Santa Rosa, La Pampa, más de un centenar de personas marchó por el centro para exigir justicia por el asesinato de Micaela García.

En Viedma

Más de un millar de personas se congregaron masivamente en la plaza San Martín, de la capital de Río Negro, en repudio al femicidio de Micaela García.

La convocatoria fue realizada a través de las redes sociales por el colectivo Mujeres Organizadas de la Comarca.

“Hoy nos vuelven a matar el sistema judicial y el Estado femicida, pero nos levantamos y seguimos luchando para pedir justicia por Micaela y la inmediata detención del juez» de Ejecución de Penas Carlos Alfredo Rossi, expresaron las organizadoras en un comunicado.

Dejar una respuesta

Ingrese su comentario
Su nombre